4 programas para ahorrar en las relaciones laborales luego de la reforma tributaria

Luego de la reforma tributaria se eliminaron los regímenes más relevantes de reducción de contribuciones patronales.
 
 
 
La ley 27.430 derogó los regímenes de reducción de contribuciones patronales que habían sido establecidos por la ley 26.940: "microempleadores" y "promoción del trabajo registrado" para las nuevas contrataciones, aquellos empleadores que previo a la entrada en vigencia de la reforma hubieran obtenido alguno de estos beneficios podrán optar por seguir gozando de los mismos (en el caso de "microemprendedores" hasta el 31 de diciembre de 2021; y en el caso de "promoción del trabajo registrado" hasta que venza el plazo del beneficio, es decir los 24 meses), o adecuarse a los nuevos beneficios que ofrece la reforma.
 
También dicha ley establece una reducción del cómputo de las contribuciones patronales como crédito fiscal del IVA (Decreto 814/01) de forma gradual, hasta eliminar totalmente el beneficio en todas las jurisdicciones a partir del 1° de enero de 2022.
 
El beneficio que la ley 27.430  introdujo es la creación de un "Mínimo no imponible" aplicable para el pago de las contribuciones patronales. Este MNI será de $2.400 para el 2018, e irá incrementándose hasta llegar a $12.000 para el año 2022.
 
En un artículo publicado en ambito.com el Dr. Federico De Luca nos recuerda cuales son, en la actualidad, los beneficios que puede gozar un empleador luego de la reforma tributaria:
 
1) Inserción Laboral: Este programa de inserción laboral aplica a empresas que incorporan trabajadores desocupados a través del PIL (Programa de Inserción Laboral) y los registra, por la cual reciben una ayuda económica del Ministerio que cubre parte del salario. Esta ayuda va de $2.500 a $5.000 mensuales dependiendo el tamaño de la empresa, y el Ministerio de Trabajo lo deposita directamente en la cuenta del trabajador.
 
Si bien las contribuciones a la seguridad social se calculan sobre la totalidad del salario y no tienen reducción, es un ahorro sobre los salarios.
 
2) Programa Empalme: Este programa funciona de la siguiente forma, las empresas contratan beneficiarios de programas sociales quienes reciben algún tipo de subsidio. Estas personas continúan gozando de los subsidios por dos años, el cual se toma a cuenta de su remuneración, generando para el empleador un ahorro del costo laboral. El Ministerio aporta durante dos años el monto del subsidio que percibían los beneficiarios como ayuda económica y el empleador completa lo que falta para alcanzar el sueldo del convenio colectivo de la actividad. Si la relación laboral termina antes de los dos años el trabajador puede volver al programa en el que estaba.
 
3) Programa de Transformación Productiva: Este Programa está enmarcado en el Plan Productivo Nacional y es coordinado de manera conjunta entre el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Producción de la Nación. El Programa brinda beneficios a empresas dinámicas con: un subsidio al empleo de hasta 9 salarios equivalentes al mínimo vital y móvil por cada trabajador incorporado en el marco del Programa; y un crédito de hasta $1.000.000 con una tasa del 6%, por cada trabajador contratado.
 
4) Programa de Recuperación Productiva (REPRO): A través de este Programa se brinda a los trabajadores de las empresas, cuya solicitud haya sido aprobada (deben acreditar la situación de crisis que atraviesan, detallando las acciones que piensan desarrollar para su recuperación, y comprometerse a no despedir personal y mantener la nómina total de trabajadores), una suma fija mensual remunerativa de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil por trabajador por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral. El pago lo realiza la ANSES en forma directa.
 
Fuente: ambito.com  Por: Federico De Luca

Share this:

1 comentario :

 
Copyright © Sueldos y Cargas Sociales. Designed by OddThemes